VIDEO: Pasajeros de una combi desarman y someten a un ladrón

A través de redes sociales, los usuarios celebraron que el asaltante se fue con las manos vacías y el cuerpo tapizado de golpes.

Los usuarios de una unidad de transporte público en el Estado de México, sometieron y golpearon a un presunto ladrón que los amenazaba asegurando que más adelante en el camino estaban sus cómplices.

“¡No valí ver…!, ¡No valí ver..!” gritaba.

Los hechos ocurrieron al momento en el que los pasajeros iban abordo de una camioneta de transporte público que circulaba en las calles de San José de Los Leones alrededor de las ocho y media de la noche.

Después de que el presunto delincuente los despojara de sus pertenencias, lograron desarmarlo y le respondían “¡Cállate!“.

Elementos de la Secretaría de Seguridad del Estado de México informaron y confirmaron, que el ladrón fue sometido por pasajeros de una unidad de la empresa “Transportistas Unidos del Valle de México“.

La grabación fue captada por la cámara de videovigilancia ubicada en el interior de la camioneta de pasajeros tipo Urvan, en esta se puede ver el momento en el que un hombre saca de entre sus ropas una pistola y con insultos y amenazas obliga a los pasajeros a entregarle sus celulares, al mismo tiempo que aseguraba que no iba solo, que lo están esperando más adelante.

Pasajeros hacen justicia por su propia mano

Luego de haber robado al menos cinco celulares y dinero, una de las víctimas se abalanzó directo sobre la mano del ladrón con la que portaba el arma. Otros dos, luego tres y hasta cinco pasajeros se sumaron a someter al ladrón al que desarmaron y sometieron, mientras el sujeto los seguía amenazando que no iba solo y sus cómplices lo estaban esperando.

En ese instante, un sujeto que estaba en la calle, se se cuelga de la ventana de la unidad desde el exterior, por lo que uno de los pasajeros lo golpeó para que soltara sus manos y se desprendiera del vehículo que seguía avanzando, hasta que logró que cayera al piso.

En las redes sociales celebraron que el asaltante se fue con las manos vacías y el cuerpo tatuado con patadas y golpes. Y es que los constantes casos de asaltos en transporte público y la poca seguridad que ofrecen las autoridades, ha orillado a que los pasajeros tomen justicia por su propia mano.

Comentarios