Compartir:

Una relación prohibida entre hermanos terminó convirtiéndose en un horrendo crimen, cuando estos fueron descubiertos por su madre y decidieron quitarle la vida.

La madre de nombre Agrepina Pauccara, de 45 años de edad, fue asesinada por sus hijos, luego de haberlos encontrado teniendo sexo en su casa.

Los hermanos Miguel de 20 años y su hermana menor de 15 años edad confesaron el crimen a las autoridades.

Dijeron que ellos mismos habrían asesinado a sangre fría a su madre, quien se dedicaba al comercio de verduras.

La policía local señaló que la mujer se intentó defender del ataque de sus hijos utilizando un cuchillo con el que cortaba verduras, haciéndole a su hijo un corte en la mano, pero sirvió de muy poco ya que luego de que el hijo la golpeó con un martillo quedó inconsciente.

Tras haberle quitado la vida, los hermanos intentaron trasladar a la mujer a un cerro en donde intentaron enterrarla antes de que se hiciera de día.

Días después tras los comerciantes darse cuenta que Agrepina no asistía a su trabajo, fueron a buscarla a su casa, pero solo encontraron a sus dos hijos, quienes no mostraban ningún tipo de preocupación.

Compartir:

Comentarios