Compartir:

“Si encontramos trabajo en México nos quedamos”, palabras de migrantes hondureños.

Migrantes hondureños procedentes de la caravana, permanecen en el parque central de Tecum Uman, Guatemala, situado a aproximadamente 15 minutos de distancia del paso fronterizo hacía México. Se encuentran esperando la llegada de sus compatriotas para poder seguir su camino.

“La verdad que estamos esperando a los demás porque somos una sola familia aquí en estos caminos y tenemos que irnos juntos. No nos podemos quedar el uno al otro porque aquí encontramos hijos, aquí encontramos padres, hermanos, amigos y nos vamos apoyando el uno a otros, porque todos somos hermanos”, fueron palabras de Francisca Cuevas Carrasco, migrante hondureña. 

Los migrantes hondureños han aprovechado su estancia en Guatemala para expresar su inconformidad con la situación que se vive actualmente en su país.

“En Honduras a los trabajadores se les pasa sólo la mitad del salario mínimo, que actualmente alcanza 8 mil 500 lempiras, mientras que el huevo, el aceite, la manteca, el arroz y el frijol, entre otros productos de la canasta básica se elevan cada mes. ¿O comes o envías a la escuela a los niños”, expresó Jesús España. 

“Antes se trabajaba para sobrevivir, hoy, en el tiempo en que estamos, los trabajos se han venido deteriorando. Con el trabajo se podía ganar y sobrevivir antes, hoy ya no se puede sobrevivir con el salario, las empresas ya no contratan gente para estabilizarla en un buen tiempo, dos meses, mes cinco días y para fuera la gente”, agregó. 

Explicó también que en Honduras la delincuencia ha incrementado de sobremanera por la misma pobreza en la que vive la gente.

La gente no sobrevive con lo que gana, después de salir del día van a hacer su picardía para sobrevivir, es uno de los factores que se ha dado más en honduras”, mencionó. 

El hondureño dijo que no tiene papeles para entrar en México y que en caso de no entrar al país, tendrá que regresarse a su lugar de origen.

RECOMENDADO  Popocatépetl explota y emiten alerta amarilla

La razón principal por la que estos migrantes decidieron salir de su país, es por el incremento de precios de la canasta básica, la baja del poder adquisitivo, falta de empleo y la violencia. Están en esperas de llegar a Estados Unidos. Cuentan con cédula de identificación personal y algunos de ellos igualmente cuentan con pasaporte.

Si encontramos un trabajo en México donde podamos estar estables y podamos ayudarle a nuestra familia, nos quedamos en México. Nuestra misión es buscar refugio en México, no le podemos afectar tanto a la gente en México, nos queremos quedar”, dijo Carlos Orellana, migrante hondureño que trabajaba vendiendo jugos en su país y ayudante albañil. 

Los hondureños fueron recibidos con comida y agua de parte de La Iglesia Católica y evangélica. Asimismo, les ofrecieron un lugar para bañarse y les dieron ropa. Los migrantes han estado tres días caminando para poder llegar a Tecum Uman y otro grupo partió de la capital guatemalteca esperando así, llegar en el transcurso del día a nuestra patria.

 

 

Compartir:

Comentarios