Compartir:

Alejandra Guzmán al parecer se cansó de los problemas con su hija, Frida Sofía y asegura que busca que se reconcilien. 

“Lo que más quiero es acercarme, abrazarla y perdonarla, igual que ella puede perdonarme a mí muchas cosas, pero no hay nada que no se pueda solucionar”.

La Guzmán detalló que estuvo presente en la vida de si hija, aunque Frida la acuse de ser una madre ausente.

“Siempre he estado presente en la vida de Frida. Siempre he tenido como prioridad su amor, su educación, sus oportunidades, porque ella estudió dos carreras”.

La cantante afirmó que la mandó a Estados Unidos por su propia seguridad.

“Hubo dos intentos de secuestro y por eso la mandé a Estados Unidos, pero nunca dejé de ir, de visitarla, de estar con ella cuando estaba enferma, pero también ella tomó la decisión de seguir en Miami”.

“Ya he estado con doctores, ya he estado con terapeutas hablando este tema que en redes se publicó. Yo realmente no estaría tan tranquila si esto fuera cierto (…), estoy en paz, yo soy honesta. Sé quién soy. No me escondo, ni miento, ni tengo amoríos con la gente, eso no está en mí”.

Compartir:

Comentarios