Lo confunden con secuestrador y linchan a hombre inocente en Puebla

Un hombre que trabajaba en Megacable fue linchado en Puebla porque supuestamente era secuestrador. El hombre era inocente y hoy está muerto.

Compartir:

Un hombre fue señalado como secuestrador y aunque nunca se comprobó que hubiera cometido ningún crimen, fue linchado por los habitantes de San Marcos Tlacoyalco, perteneciente a Tlacotepec de Benito Juárez, en Puebla.

El hombre, a quien supuestamente culpaban del secuestro de un niño, fue identificado como Manrique TadeoN‘, tenía 35 años de edad, era originario de Veracruz y laboraba en Megacable en Tehuacán.

Aproximadamente eran las 18:00 horas del domingo 9 de Agosto, cuando Manrique se encontraba en la junta de San Marcos Tlacoyalco y la policía auxiliar recibió el reporte de una riña.

Al llegar, los policías encontraron a un grupo de personas con palos en las manos y tenían rodeado al hombre.

Ninguna de las personas del grupo le dijo a las autoridades de que acusaban al hombre, sin embargo, los miembros de la Policía Auxiliar lo revisaron frente a ellos y luego lo trasladaron a la comandancia del pueblo.

Por razones que se desconocen lo tuvieron detenido a pesar de que no tenía ningún cargo en su contra.

Esa misma noche se corrió el rumor entre los vecinos de que este sujeto era secuestrador de niños; entonces hicieron sonar las campanas de la iglesia para pedir que el pueblo se reuniera.

A pesar de la pandemia, se reunieron frente a la Presidencia auxiliar de San Marcos Tlacoyalco, alrededor de mil personas.

Los habitantes gritaban que no permitirían que la policía se llevara al supuesto secuestrador y mientras el detenido se encontraba en el interior de los separos, empezaron a causar destrozos con piedras y palos en la Presidencia auxiliar.

Luego, con una patrulla, los que lo acusaban, derribaron puertas y paredes y lograron entrar al lugar en donde se encontraba Manrique, y aunque la policía y el director de Seguridad Pública arribaron, los golpearon y se llevaron al detenido a golpes y le lanzaron piedras hasta romperle el cráneo.

La gente no permitió el acceso a los paramédicos para que atendieran al hombre malherido, observaron su agonía hasta que perdió la vida y después arrastraron el cuerpo hasta la comandancia, le arrojaron líquido flamable y le prendieron fuego.

De acuerdo con las primeras investigaciones, hay datos sobre tres personas, quienes son señalados de ser los incitadores de linchar al trabajador de Megacable, quien fue señalado de secuestrador.

Una confusión le costó la vida al veracruzano, padre de una niña de 8 años de edad, y según su familia un hombre responsable y trabajador.  

Compartir:

Comentarios