Compartir:

Un niño de 10 años se debate entre la vida y la muerte luego de ser atacado por su propio papá utilizando unas tijeras de jardinero.

Los hechos ocurrieron en la madrugada en el municipio de San Pedro Tlaquepaque cuando el sujeto estaba bajo los influjos de alguna droga atacando a su hijo en diversas partes de su cuerpo provocando varias heridas.

El niño presenta heridas graves en su cráneo, espalda, rostro y manos. Médicos especialistas en Pediatría están intentando salvar su vida en un hospital de Guadalajara.

El sujeto fue detenido tras resistirse a los policías y le aseguraron unas tijeras de jardinería mientras su ropa estaba totalmente ensangrentada. 

 

Compartir:

Comentarios