Compartir:

Josephine Gillan, quien interpretó a Marei en la famosa serie Juego de Tronos, denunció que su hija fue secuestrada por servicios sociales de Israel. 

La pequeña de ocho meses fue sustraída en la noche mientras un amigo la cuidaba.

Por medio de redes sociales, la actriz muestra el momento en el que la bebé fue sacada del hogar cargada por una mujer flanqueada por unos policías.

La actriz asegura que fue amenazada por elementos de seguridad de israel, le dijeron que si no entregaba a su hija, sería enviada a la cárcel.

 

 

Compartir:

Comentarios