Obispo de Guerrero pide “tregua navideña” a narcotraficantes.

El sacerdote guerrerense, que anteriormente ya se había reunido con líderes del narco durante el proceso electoral, dijo que ya se ha reunido con al menos tres grupos delictivos que operan en Guerrero.

Compartir:

Salvador Rangel Mendoza, el obispo de la diócesis de Chilpancingo-Chiapa, aseguró que estableció diálogo con al menos tres grupos delictivos que operan en Guerrero, esto con el fin de evitar más asesinatos en temporada navideña.

Rangel Mendoza detalló que busca a un grupo delictivo más para buscar la paz, durante su participación en el primer Coloquio por la Paz en Guerrero.

“Seguiré insistiendo, ya que el diálogo es un instrumento de oro”, dijo el obispo que ha despertado tanta polémica por sus encuentros con organizaciones delictivas desde abril de este año para terminar con la violencia y asesinatos en la sierra guerrerense.

Según declaraciones del obispo, los cárteles hicieron la promesa de no asesinar a candidatos ni a líderes partidistas. Sin embargo, alrededor de 30 políticos murieron asesinados a manos del crimen organizado.

El obispo destacó que logró restablecer el transporte público en algunas zonas de la sierra controladas por estos grupos, de esta manera, maestros, médicos y enfermeras ya pueden acudir a trabajar a las comunidades que habían abandonado por temor a encontrarse con el crimen organizado.

De igual manera comentó que con el grupo con el que no ha podido establecer diálogo, es con el que opera en la Sierra de Tlacotepec.

La entidad es una de las más violentas, tan solo durante las fiestas de día de muertos del 1 y 2 de noviembre, se registraron 21 asesinatos.

El obispo señaló también, que después de Colombia, México es el segundo país más violento y peligroso de América Latina, en el que además, han sido asesinados 25 sacerdotes.

Compartir:

Comentarios