Compartir:

Chalatenango, El Salvador, es la localidad en la cual padres de familia entregan a sus hijos a grupos delictivos en donde les pagan alrededor de 160 mil pesos para que crucen a sus hijos hacía Estados Unidos.

Raúl Benítez Manaut, investigador del Centro de Investigaciones de América del Norte de la UNAM, dijo que esta es una forma en la que llevan a niños e El Salvador a lugares como Los Ángeles y Texas en donde existen comunidades salvadoreñas, ahí los mantiene lejos de los Maras y la pobreza.

“Fui a El Salvador y en una investigación encontré que el costo que pagan los padres de los niños para mandarlos a Los Ángeles, de un pueblo llamado Chalatenango, es de 8 mil dólares, que incluye el soborno de las autoridades migratorias para poder pasar”, dijo Manaut.

“El que 60 mil niños hayan llegado a EU sin sus papás y que ninguna autoridad mexicana lo haya visto, significa que hay una gran corrupción y que no lo vió ni el Instituto Nacional de Migración ni las policías estatales ni las municipales ni el ejercito ni la marina, hay mucha corrupción en esto”, afirmó. 

 

Compartir:

Comentarios