Esposo de Atala Sarmiento la insulta y la jalonea ¡EN PÚBLICO!

Algunos testigos relataron que vieron a Atala Sarmiento corriendo detrás de su esposo con los ojos llorosos, la conductora no regresó a recibir el premio que le entregaría la Global Quality Foundation.

Compartir:

El 18 de febrero, la Global Quality Foundation, dirigida por Nelly Centeno, realizó un evento en el que la conductora y periodista Atala Sarmiento, recibiría un reconocimiento por su trabajo como periodista.

No obstante, Centeno afirma que Atala Sarmiento arribó al lugar en un plan muy prepotente acompañada de su esposo, el empresario David Ródenas, de 36 años, con quien después protagonizó una violenta escena.

La activista explicó en entrevista para la revista TV Notas, que invitó a Sarmiento para reconocerle su labor periodística.

“Cada año organizamos un evento para reconocer a diferentes personalidades que contribuyen a la sociedad, y con éste, recaudamos fondos para emplear a diferentes individuos, entre ellos personas en sillas de ruedas, en plazas que nos da el gobierno.

Invitamos a Atala para que nos apoyara con la causa, pero no estuvo ni cinco minutos en el lugar”

La presentadora no recibió el reconocimiento que la fundación le otorgaba, debido a que abandonó el evento luego de una discusión con su esposo.

“Algunas de las personas a las que apoyamos, en su mayoría con capacidades especiales, le hicieron una medalla bañada en oro de 24 quilates, con mucho cariño y admiración, y se la iban a entregar en la ceremonia. Iba a ser algo bonito, pues querían conocerla y convivir con ella, pero no se quedó a recibirla”

De acuerdo con la directora de Global Quality Fundation la conductora llegó al evento con una actitud muy prepotente, además de que algunos de los presentes la vieron discutir con su marido.

“Una persona del staff nos dijo que la vieron discutiendo muy fuerte con su pareja y que incluso él la estaba jaloneando muy feo”

Los testigos relataron que el primero en salir fue Ródenas, su esposo, y posteriormente ella salió persiguiéndolo con los ojos llenos de lágrimas.

“Su esposo se salió primero y ella se fue corriendo atrás de él; incluso la recepcionista nos dijo que le preguntó si necesitaba algo y que ella le respondió que regresaría en un rato, ¡pero no, nunca lo hizo!; las personas que le iban a entregar su medalla están muy molestas, tristes y decepcionadas. Lamentablemente, ni siquiera tuvo la decencia de avisarnos que tenía que irse o pedirnos una disculpa”.

Otro de los testigos relató la forma en la que Sarmiento llegó al evento, además de que detalló el modo en el que trató al personal de servicio que atendía a los invitados.

“Yo estaba sentado muy cerca de ellos y me sorprendió verla con mala cara, en la tele siempre está riéndose y se ve muy simpática. Desde que llegó, trató pésimo a los acomodadores y no dejaba de preguntarles a qué hora le darían su premio. Les decía que se lo dieran rápido porque no tenía el tiempo y no le gustaba que la hicieran esperar; fue muy soberbia”.

Otro testigo, relató también que no fue solo Atala Sarmiento la que maltrató a la gente de servicio, sino que también su esposo lo hizo.

“También se portó como todo un patán con los meseros y con los acomodadores, les tronaba los dedos para todo. Tenía cara de desagrado y sólo peleaba con Atala”.

Nelly Centeno concluyó en que fue un error haber invitado a Sarmiento a su evento y dijo haber aprendido la lección luego de esa pésima experiencia.

“Definitivamente no, ya nos quedó una gran lección. Atala no es la persona que aparenta en sus programas, y su grosería no lo vale”.

Compartir:

Comentarios