Compartir:

La CIA cree que el príncipe heredero de la corona de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman, ordenó la muerte del periodista Jamal Khashoggi en Estambul, dijo el viernes una fuente con conocimientos del tema, lo que complica los esfuerzos del presidente Donald Trump por preservar los lazos con un aliado clave.

Dicha fuente dijo que la CIA ha informado a otras partes del Gobierno de Estados Unidos, incluído el Congreso, sobre su evaluación, que contradice las afirmaciones del gobierno saudí de que el príncipe Mohammed no estuvo involucrado.

La conclusión de la CIA, reportada inicialmente en Washington Post, es la más defintiva hasta la fecha que vincula al gobernante de facto de Arabía Saudita directamente con la muerte.

Tanto la Casa Blanca como el Departamento de Estados Unidos se negaron a hacer comentarios.

“Las afirmaciones de esta supuesta evaluación son falsas”, dijo un portavoz de la embajada saudí en Washington en un comunicado. “Nosotros hemos escuchado y seguimos escuchando varias teorías sin ver los fundamentos principales para estas especulaciones”, agregó.

Khashoggi, crítico del gobierno saudí y columnista del Washington Post, murió en el consulado saudí en Estambul el 2 de octubre, cuando acudió a la misión diplomática a buscar unos documentos que necesitaba para contraer matrimonio con una mujer de Turquía.

El periodista había resistido la presión de Riad para regresar al país. Autoridades saudíes han dicho que un equipo de 15 personas fue enviado a enfrentar a Khashoggi en el consulado y que murió accidentalmente cuando uno de los hombres le realizó una llave de estrangulación para tratar de obligarlo a que volviera al reino.

Autoridades turcas han dicho que la muerte fue resultado de una acción intencional y han presionado a Arabia Saudita para que extradite a los responsables para que enfrenten un juicio.

Un asesor del presidente turco Tayyip Erdogan acusó el viernes a Riad de intentar encubrir el asesinato.

El fiscal público de Arabia Saudita dijo que busca la pena de muerte para cinco sospechosos acusados por la muerte de Khashoggi. El fiscal Shalaan al-Shalaan dijo a periodistas que el príncipe heredero Mohammed bin Salman no tenía conocimiento de la operación, en la que el cuerpo de Khashoggi fue desmembrado y sacado del consulado.

Funcionarios de Estasos Unidos se han mostrado escépticos de que el príncipe Mohammed no hubiera tenido conocimiento de los planes para matar a Khashoggi, dado su control sobre Arabia Saudita.

El Post, citando a una fuente con conocimiento del tema, dijo que la evaluación de la CIA se basa en parte de una llamada telefónica que el hermano del príncipe heredero y embajador de Arabia Saudita, príncipe Khaled bin Salman, tuvo con Khashoggi.

El príncipe Khaled dijo a Khashoggi que debería ir al consulado saudí en Estambul a retirar los documentos y le garantizó que sería aeguro hacerlo, afirmó el Post.

El diario, citando a una persona con el conocimiento de la llamada, dijo que no estana claro si el príncipe sabía que matarían a Khashoggi, pero que hizo la llamada telefónica por órdenes de su hermano.

“Nunca hablé con él por teléfono y ciertamente nunca sugerí que fuera a Turquía por alguna razón. Pido al Gobierno de Estados Unidos que libere cualquier información relativa a esta afirmación”, dijo el príncipe Khaled en Twitter.

Hace unos momentos, el Departamento de Estado de los EEUU, informó que aún no tienen una conclusión final sobre el asesinato de Khashoggi .

Compartir:

Comentarios