Compartir:

Un canino se coló a las instalaciones del servicio forense en Jalisco en donde mordisqueó a un cadáver que se encontraba en las planchas de necropsia.

El día 6 de agosto, el perro logró entrar porque las puertas no estaban cerradas de forma adecuado.

El sistema de cerradura electrónica no funcionaba de forma correcta, por ello, el can logró entrar a las instalaciones.

El Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses amonestó al delgado de la Institución en Lagos de Moreno, el perito A fue separado de su carga y son investigados por omisión.

Compartir:

Comentarios