Un bebé identificado como Noah Tindle fue infectado el Yorkshire, Inglaterra con el virus del herpes simple.

Todo comenzó el día de su bautizo luego de que el pequeño haya recibido cientos de besos por parte de los invitados.

La madre del bebé Ashley White notó que con el paso de los días al pequeño se le comenzó a inflamar el ojo para posteriormente llenarsele de ampollas por lo cual el pequeño tuvo que ser sometido a revisión médica para que los doctores determinaran la enfermedad.

La enfermedad fue identificada por los médicos como el virus del herpes simple o (HSV-1) mejor conocido como el beso de la muerte.

“el virus estaba en su parpado pero logramos detectarlo a tiempo antes de que pudiera entrar en el torrente SANGUÍNEO,  aunque no pudo abrir los ojos durante días” declaró la madre

Posteriormente la madre pidió en una publicación en facebook que si saben que tienen la enfermedad eviten pasarla a los bebés ya que ellos no tienen sus defensas suficientemente fuertes como para protegerse.

Lamentablemente ya hay casos en los que bebés han muerto en situaciones similares.

A continuación le compartimos unas imágenes del avance de la enfermedad, si identifica a alguien con una de ellas favor de reportar ya que es altamente contagiosa.

 

Comentarios