Compartir:

El antiguo refrán aquel de “Barriga llena, corazón contento” fue seguido al pie de la letra por un joven.

En un puesto de churros un joven le pidió la mano a su chica, nadamás y nada menos que comiéndose un churrito.

En un video que circula a través de Facebook se puede ver a la mujer comiendo su churro, cuando de pronto su romántico novio le muestra el anillo y le pregunta ¿Te quieres casar conmigo?.

Acto seguido la mujer con sus ojos llenos de lagrimas de alegría le responde que sí al joven, pues ¿quién podría resistirse a los encantos de un delicioso churro?

Lo más hermoso que verás hoy.

Posted by Iztapañero on Friday, August 30, 2019

 

Compartir:

Comentarios