Científica huye de China y cuenta que el gobierno ocultó información sobre el Covid-19

Compartir:

La epidemióloga de la Universidad de Salud Pública de Hong Kong, Li-Meng Yan, planeó su escape de China al darse cuenta que tenía que hacer hasta lo imposible por decirle al mundo lo que sabía del coronavirus, y que no podría hacerlo si permanecía en su país.Fue el 28 de Abril cuando tomó un avión con destino a Estados Unidos para huir de su país de origen.

En una entrevista de Fox News, Yan manifestó que sus superiores silenciaron su investigación sobre el virus, y lo que ella había descubierto, habría ayudado a salvar vidas. También afirmó que el Gobierno chino sabía del nuevo coronavirus antes de dar el anuncio sobre el brote ocurrido en Wuhan.

La científica advirtió que eran ellos quienes tenían la obligación de dar aviso al mundo, ya que son un laboratorio de referencia de la Organización Mundial de la Salud que se especializa en el virus de la influenza y en pandemias.

Yan, exiliada en Estados Unidos, afirmó que el gobierno de su país ha trabajado en destruir su reputación y que hasta lanzaron un ciberataque en su contra para desprestigiarla y callarla.

“La razón por la que vine a Estados Unidos es porque tengo que dar el mensaje de la verdad sobre el Covid-19” declaró a Fox desde un sitio en el que se encuentra escondida. Dijo también que si en China hubiera contado su historia ella estuviera muerta o desaparecida.

Esta mujer dice ser una de las pioneras en la investigación del nuevo coronavirus, y señaló que a finales de 2019 recibió una petición de su supervisor y consultor de la OMS, el doctor Leo Poon para llevar a cabo una investigación secreta sobre coronavirus parecido al SARS que había surgido en China a finales de ese año.

RECOMENDADO  Caravana migrante con contagiados de Coronavirus pretende ingresar a México

Expresó que “el gobierno de China se negó a permitir que los expertos extranjeros, incluidos los de Hong Kong, investiguen en China. Entonces recurrí a mis amigos para obtener más información”. Ella tenía buena relación con profesionales de la salud en varios hospitales de China continental.

Supuestamente, un amigo, científico del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de China que conocía de primera mano los casos de coronavirus, le contó a Yan el 31 de Diciembre sobre la transmisión de persona a persona, mucho antes de que China o la OMS admitieran que ese tipo de propagación era posible.

La OMS emitió una declaración el 9 de Enero de 2020 que manifestaba: “Según las autoridades chinas, el virus en cuestión puede causar enfermedades graves en algunos pacientes y no se transmite fácilmente entre las personas… Hay información limitada para determinar el riesgo general de este grupo informado”.

Coronavirus de Wuhan | La OMS declara la emergencia internacional ...

Yan notó un cambio radical en los médicos de la ciudad de Wuhan, que más tarde se convirtió en el epicentro del brote, ellos guardaron silencio y pidieron a los demás que no buscaran más detalles.

“No podemos hablar de eso, pero necesitamos usar máscaras” pidieron sus colegas.

A pesar de las denuncias de esta epidemióloga, China sigue diciendo que su gestión de la pandemia fue adecuada y la OMS niega haber cometido errores.

La Universidad de Hong Kong, tras las acusaciones de Li-Meng Yan, eliminó su página y publicó un comunicado en el que informa que ella ya no es miembro del equipo.

 

Compartir:

Comentarios